fbpx

Bárbara Oliván: "Estoy enormemente agradecida por poder ganarme la vida con lo que me apasiona"

Bárbara, exalumna del Colegio Sagrado Corazón de Jesús

Bárbara Oliván, investigadora del Grupo Aragonés de Investigación en Atención Primaria del Instituto de Investigación Sanitaria Aragón (IIS Aragón) y de la Universidad de Zaragoza, fue estudiante del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

Bárbara lidera el estudio que analiza la repercusión de pandemia en las enfermedades crónicas que se tratan en los servicio de Atención Primaria de Salud: diabetes, hipertensión, dislipemias, enfermedad vascular periférica, cardiopatía crónica, EPOC y bronquitis crónica.

El estudio recoge los datos de pacientes ya diagnosticados de enfermedades crónicas y señala las variables clave de las patologías antes del confinamiento y después del confinamiento, así como por la modificación en el sistema asistencial de Atención Primaria. Los datos se recogerán durante 6 meses para estudiar en qué medida y cómo se han visto descompensadas las enfermedades durante el confinamiento y meses posteriores.

Entrevista con Bárbara Oliván

Sobre el estudio realizado para el Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón

- En primer lugar, ¿cuál es la misión del Grupo Aragonés de Investigación en Atención Primaria del Instituto de Investigación Sanitaria Aragón?

El Grupo Aragonés de Investigación en Atención Primaria centra su actividad investigadora en innovar y evaluar intervenciones preventivas y de promoción de la salud dirigidas a los problemas prioritarios de la población. Su fin último es mejorar el nivel de salud de la comunidad. La prevención y promoción de la salud es clave para mejorar la salud de la población aragonesa.

La investigación del grupo se desarrolla en torno a 3 líneas principales de investigación, pero que son sinérgicas entre ellas. Estas líneas son:

  • · Prevención primaria y secundaria de enfermedades a través de intervenciones innovadoras en modificación de estilos de vida y otros determinantes de salud.
  • ·Investigación en cronicidad/discapacidad.
  • ·Investigación en servicios sanitarios, género en salud e intervenciones comunitarias.

- ¿Cuándo comenzó el estudio? ¿Cuando tienes previsto que podamos conocer las conclusiones finales?

Este estudio es longitudinal, recogemos datos de 6 meses previos al confinamiento de las “huellas” que dejamos cada vez que interactuamos con el sistema sanitario, para establecer una línea basal, hasta el primer día del confinamiento; durante el confinamiento (hasta el primer día en mayo que se pudo salir a la calle a pasear o hacer ejercicio), y 6 meses de seguimiento.

Tenemos ya todos los datos, y estamos depurando la base de datos para comenzar con el análisis. Yo creo que en un mes o mes y medio podremos ya presentar los datos. Los haremos púbicos tanto en el web del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón, como en la web de Grupo Aragonés de Investigación en Atención Primaria, así como en artículos científicos.

- Durante el análisis de estos meses, ¿habéis descubierto algo que os ha llamado la atención?

Tenemos analizados los datos previos al confinamiento y durante el confinamiento, pero no son concluyentes porque hay solo un 5% de los datos relativos al confinamiento. Esto indica que se paró toda la actividad asistencial habitual de los centros de Atención Primaria para centrarse en la detección y tratamiento de los pacientes con covid-19. La mayor parte de los pacientes con covid-19 se manejan desde Atención Primaria de salud.

El análisis de datos más relevante es el del seguimiento a los 6 meses, que es el que vamos a realizar en cuanto tengamos la base depurada.

- El estudio puede demostrar que las patologías crónicas se han podido agravar o provocar otras. ¿Cuáles son algunas de estas nuevas enfermedades que el covid puede generar en personas con patologías crónicas?

Tenemos aún que analizar si las patologías crónicas se han agravado o se han mantenido. Yo creo que partíamos de un buen nivel en general, los pacientes tienen conocimientos de lo que tienen que hacer para manejar su patología, y si ha habido alguna descompensación, en un gran porcentaje de los pacientes se habrá vuelto a niveles previos.

 Otra pregunta es que habrá pasado con estas patologías crónicas en las personas que se han contagiado de covid-19. A esta pregunta también le vamos a dar respuesta, pero necesitamos un seguimiento mayor, de unos 12 meses. 

- Llama la atención la inmensa cantidad de síntomas y secuelas que el virus deja en las personas que la han pasado, ¿cabe esperar que de aquí a unos años se modifique el comportamiento de estas enfermedades?

Cuando aparece una enfermedad nueva todo es desconocido, así que tenemos que ir paso a paso. Lo que está claro es que se ha financiado a unos niveles altísimos la investigación científica y también se ha generado y compartido mucha información y de forma muy rápida. Con todo esto, en cuestión de meses se ha obtenido una solución a la situación, que nos hace ser optimistas pero también prudentes. Si se hiciera así con otras patologías, seguro que se podrían tener tratamientos o prevenir otras muchas enfermedades

- ¿Existen ciertos grupos que puedan verse más afectados por las circunstancias generadas por el coronavirus?

Lo que esta pandemia ha dejado al descubierto es que hay unos determinantes sociales de salud que son fundamentales, y que hay que tenerlos en cuenta cuando se planifica en servicios de salud. También han quedado patentes los puntos débiles de los sistemas sanitarios europeos y la vulnerabilidad de determinados países por su situación económica o por su modelo de salud

- ¿Está la sociedad preparada para que la situación se extienda más tiempo?

La verdad es que estando preparados o no, tendremos que hacer frente a las situaciones que se den en el futuro. A nivel epidemiológico, tendremos que ir viendo paso a paso el desarrollo del proceso de vacunación, la duración de anticuerpos y su efectividad… pero  nos queda una oleada importante debido a patologías  de salud mental relacionada con el estrés postraumático, el burnout, la crisis económica, etc

- ¿Cómo puede este estudio mejorar el mundo?

Pues no sé si mejorará el mundo, pero lo que se pretende es dar respuesta a uno de los problemas de salud más relevantes en nuestra sociedad, como es el tratamiento de las patologías crónicas. El exceso de mortalidad no covid que ha habido después de la primera ola, se ha debido principalmente a patologías crónicas descompensada y a patologías urgentes no atendidas de forma rápida (detección temprana de cáncer, infartos,  ictus, etc).

Va a haber otras nuevas zoonosis, y tenemos que aprender para  poder mejorar el sistema y nuestra respuesta a situaciones imprevistas como la que estamos viviendo.

- ¿Cómo podemos cuidar de nuestra salud las personas ante la nueva realidad?¿Cómo afecta a los niños este cambio?¿Hay algo que podamos hacer en casa?

Tenemos que pensar en que nuestra salud forma parte de un entramado más complejo como es la salud global, entendida como la relación entre la salud del planeta, de los animales y de las personas.

Estamos interrelacionados y si queremos estar “sanos” debemos pensar en mantener sano el ecosistema. Todos tenemos en nuestra mano aportar nuestro grano de arena a nivel medioambiental para mantener una salud global.

Sobre el colegio y su vocación

- Vamos a viajar unos años atrás, ¿qué recuerdos tienes de tus años en el colegio?

¡Mis recuerdos son muchos! ¡¡Estuve desde los cuatro hasta los 18 años!! Guardo un recuerdo especial para determinadas profesoras y profesores que me marcaron tanto a nivel personal como académico.

- ¿Cómo supiste que querías dedicarte a la investigación?

Lo supe hace 17 años, cuando obtuve una plaza de personal predoctoral en el Grupo de Investigación. ¡Me encantó! Y eso a pesar de la precariedad…. Ahora estoy en la Universidad de Zaragoza con plaza de titular, la situación laboral es completamente distinta a como empecé, y estoy enormemente agradecida por poder ganarme la vida con lo que me apasiona.

- ¿Qué es lo que más te ha costado en tu carrera y que es lo que menos?

La verdad es que echando la vista atrás, creo que ha sido una carrera de fondo, en la que he sacado aprendizajes de cada carrera universitaria, doctorado, curso o master que he realizado así como de cada experiencia laboral en los distintos ámbitos (sanitario, educativo, etc). ¡¡Pero considero que todavía me queda mucha carrera por delante

- ¿Quiénes han sido fundamentales para ti todo este tiempo?

Mis compañeras/os del grupo de investigación han sido fundamentales, especialmente Rosa Magallón, la investigadora principal del grupo, para haber llegado hasta donde hemos llegado. Funcionamos muy bien. ¡Pero sobre todo ha sido fundamental el apoyo de mis padres, mi marido y mis hijos! Sin ellos, no habría llegado hasta aquí.

- ¿Las pandemias fomentan vocaciones? ¿Saldrán más científicos de esta experiencia que ha resaltado la importancia del conocimiento científico?

¡Esperemos que sí! Pero también espero que se mejoren las condiciones laborales, si no, es fácil tirar la toalla en el camino… También me gustaría que hubiera más científicas, especialmente en ámbitos de ciencias como física, química o  matemáticas.

- Se ha demostrado, una vez más, que la ciencia tiene un papel relevante en la sociedad, ¿quieres lanzar un mensaje a todos los jóvenes que tienen que decidir en los próximos años su futuro?

 La investigación es también una vocación. Considero que el poder aportar soluciones a problemas de salud es muy gratificante. Animo a todos y todas los que tengan esta vocación a seguir adelante con ella, porque desde mi experiencia, te hace sentir realizado el poder aportar un granito en la solución de problemas de salud y merece muchísimo la pena.

Bárbara, muchas gracias por tu labor. Eres un excelente ejemplo de nuestro proyecto educativo “Líderes de su propia vida” en el que fomentamos una educación integral que inspira a nuestros alumnos y alumnas a convertirse en líderes de su propia vida, capaces de liderar procesos, grupos y proyectos; adaptarse al cambio y transformar constructivamente el mundo.